¿Cómo elegir el mejor sustrato para cuidar tus plantas?

El sustrato es esencial para preparar adecuadamente el jardín para que tus plantas puedan desarrollarse de manera óptima. Precisamente el sustrato es el encargado de alimentar y proveer las plantas de todos los nutrientes y elementos que necesiten. Es fundamental escoger el sustrato adecuado para cada especie vegetal, pero antes de eso, definamos que es el sustrato exactamente.

¿Qué es el sustrato?

El sustrato es aquel material sólido o soporte físico que difiere al suelo, que puede ser natural, residual, mineral u orgánico. Introducido en un recipiente, tierra o en contenedor, en forma pura o en una mezcla, este permite y facilita el anclaje del sistema radicular de las plantas, su desempeño y soporte. También se encarga de generar las condiciones adecuadas para que las raíces puedan realizar correctamente el suministro de nutrientes por absorción. Esto puede variar, ya que el sustrato puede intervenir directamente o no en el proceso de nutrición del cultivo; es decir la composición del sustrato puede aportar nutrientes a la planta o no hacerlo, según el origen y la composición.


Es por esto que cada tipo de planta o cultivo requerirá de un sustrato con unas características específicas. Incluso hay plantas que podemos cultivarlas sin un sustrato físico, como lo son los cultivos hidropónicos.

Tipos de sustrato

La gran cantidad de sustratos para plantas es tan amplia como especies vegetales con necesidades específicas encontramos. Para lograr garantizar a cada planta los niveles de fertilidad, drenaje, e incluso, cuál es el efecto que ese suelo tendrá sobre una determinada especie vegetal, debemos preocuparnos del sustrato y escoger correctamente.

Los tipos de sustrato que podemos encontrar son los siguientes:

Sustrato universal: Este sustrato es apto para la mayoría de plantas. Se caracteriza por ser una tierra esponjosa, porosa (debido a la presencia de perlita en su composición), con un ph equilibrado que va entre 6,5 y 7, y de fácil hidratación. Mantiene bien el agua de riego, por lo que lo podemos definir como el sustrato ideal tanto para plantas de interior como de exterior, e incluso, de jardín.

Sustrato para plantas de flor y geranios: Este sustrato es específico para estos casos en los que las plantas necesitan un aporte importante de nutrientes. y de hormonas para enraizar correctamente. La mayor parte de las fórmulas de estos sustratos incluyen compost (para la aparición de humus en el suelo). También son muy útiles para retener el agua.

Sustrato para plantas verdes de interior: Este tipo ayuda a mantener el característico color de este tipo de plantas gracias a un correcto aporte de nutrientes (NPK). Además, apoyan la retención de agua en riego (cuentan con perlita en su composición) y poseen estimuladores para las raíces. Dentro de este grupo de plantas encontramos, por ejemplo, las palmeras y los helechos.

Sustrato para huerto: Las plantas hortícolas, aromáticas y frutales demandan un alto porcentaje de nutrientes para lograr crecer y dar sus frutos. Por eso es importante elegir el sustrato adecuado. Este tipo de sustrato fomenta el crecimiento de nuestras plantas de huerto durante las primeras semanas gracias a su composición, y cuenta con una elevada concentración y guano.

Sustrato para plantas ácidas: En las plantas ácidas (en las cuales consideramos a las azaleas, hortensias. brezos, camelias, entre otras) hablamos de un tipo de vegetación que necesita un suelo con un pH inferior a 6,5 (de hecho, habitualmente se situan en 4,5). Gracias a este nivel de pH, estaremos  garantizando  la correcta  absorción de nutrientes y también de hierro, para evitar así, su empalidecimiento.

Sustrato para rosales: Este tipo de sustrato es rico en arcillas, contundente e ideal para mantener  tanto la frescura  que logramos con el riego y con los nutrientes. Estos ayudan a que el suelo dónde crece el rosal sea fértil (una necesidad básica para crecer es una tierra rica en nutrientes) y cuente con un pH un poco alcalino. 

La lista de sustratos es mucho más amplia y variada, pero dejamos una amplia gama cubierta, enfocándonos en aquellos más comunes y que pueden resultar más útiles y versátiles. El conocimiento de tus plantas también está relacionado con su cuidado y cómo hacerlas crecer sanas y fuertes. Si te interesan los procesos de crecimiento de los distintos tipos de vegetación o buscas un sustrato específico, visita nuestra página web De Raíz, dónde encontrarás la amplia oferta de productos con la que contamos.