5 consejos y tips útiles para cultivar cactus y suculentas

cultivar suculentas

Los cactus y suculentos son plantas sumamente bonitas y perfectas para cualquier hogar. Son llamativas y tienen personalidad, por lo que pueden integrarse a cualquier jardín, interior o exterior. Estas plantas poseen las cualidades de ser muy “independientes” por lo que el cuidado de ellas es menos extensivo que con otras variedades de plantas. Ojo, esto no significa que puedan dejarse de lado una vez adquiridas, pero las preocupaciones con estas plantas son menos que con otras.

En este artículo te enseñaremos algunos tips y te daremos consejos para cultivar cactus y suculentas de forma eficiente.

1. Exposición al sol

La mayoría de los cactus y suculentas no son plantas de interior. Si habitualmente las tenemos dentro de casa es probable que crezcan con anomalías e incuben enfermedades.La exposición al sol varía dependiendo de su espinación y/o lanosidad: una mayor cantidad de espinas ayudará a que la planta resista con más facilidad al sol. Es por esto que es importante que si las tienes en interior, esta habitación o zona de la casa tenga un acceso constante a la luz del sol, para que gracias a la buena iluminación, tus plantas no sufran.

2. Sustrato

 El sustrato es el elemento más importante que debes tener en cuenta a la hora de trasplantar tus cactus. Si los colocamos en tierras que no son lo suficientemente porosas, corren un alto riesgo de que sus raíces se pudran y la planta termine muriendo. La composición del sustrato varía dependiendo de la especie de planta que vayamos a cultivar. En este caso, el sustrato para cactus debería estar compuesto por 70% de arena de río y 30% de humus. Mientras que en el caso de las suculentas la proporción varía un poco, quedando en 60% de arena de río y 40% de humus.

3. Riego

Generalmente, se tiene la creencia errónea de que no es necesario regar estas plantas, o que les basta con unas gotas de agua. Esto no es así, sino que depende de varios factores. Pero el mejor consejo en este caso es regarlas cuando nos demos cuenta que la tierra está completamente seca. Se pueden verificar con un palito de madera, enterrándose con muchísimo cuidado en el sustrato. Si el palito sale con la tierra pegada, mojada entonces no es hora de regarlo, mientras que si sale seca es hora de regarla.


Debes regarlas con abundante agua, mojando toda la tierra para que de esta manera nos aseguremos que todas sus raíces recibirán suficiente agua, pero recuerda las suculentas no toleran el exceso de agua, por eso no dejes agua encharcada. Es decir, deben recibir el agua justa y necesaria para no ahogarse y al mismo tiempo hidratarse.

4. Abono

El abono no es necesario para estas plantas, aunque puede hacerse dos veces al año, en primavera y en otoño. No todos los abonos resultan beneficiosos para las plantitas. Por ejemplo, un abono rico en nitrógeno aceleraría el crecimiento de estas de forma muy rápida, lo que causaría grietas en ella. Además, la planta se volvería más débil para combatir plagas y enfermedades. Una buena combinación de principios activos en un abono para cactus sería: N.P.K.4-4-8.

5. Enfermedades y plagas

Tanto los cactus como las suculentas son propensas a recibir enfermedades y plagas, es por eso que debemos tener cuidado y saber cómo prevenirlo. ¿Cómo prevenir? Aplicando un fungicida y un insecticida de amplio espectro dos veces al año, una en primavera y otra en otoño. Si detectamos una plaga, la mejor solución es eliminar la planta con la tierra en la que estaba, ya que de esa forma evitaremos la propagación al resto de nuestra colección.

 cultivar cactus y suculentas


Estos 5 consejos cubren los cuidados básicos que necesitarás para hacer crecer a tus suculentas y cactus de manera correcta, asegurando un crecimiento sano y fuerte, para que acompañen a tu casa y tu jardín. Si estás interesado en los cactus y suculentas, no dudes en visitar la web de De Raíz Chile, dónde encontrarás diversos productos que pueden ayudarte con el cuidado y cultivo de esta y otras plantas.